Just another WordPress.com site

La Ciudad de Los Arboles – Novela

Mägo de Oz
La Ciudad de los Árboles

A veces, una melodía sirve para esquivar besos, esos besos que lanza el infortunio y que nacen de labios anónimos cosidos con amaneceres a la boca de la vida. Otras veces, una melodía se pone el traje de los domingos y hace que la tristeza tuerza el gesto, que baje la mirada y se vacíe de esa agua salada que llueve cuando se cubre de nubes el cielo del Alma.

Muchas cosas han pasado desde que publicamos Gaia II. Muchas despedidas, más de una lágrima, algún que otro beso bandolero robado al abandono y a la derrota y más de un adiós disfrazado de un “Hasta siempre”. Por eso este disco es una tirita puesta al corazón. A nuestro corazón y a cualquiera que esté enfermo por falta de sonrisas. Cada estribillo, cada violín, cada guitarra dejan que por su lomo se escurran el optimismo y la alegría, hasta dejar un charco de sonrisas para que brindes en esos días en los que la vida parece haberse echado la siesta.

La Ciudad de los Árboles es un disco lleno de armonías ninfómanas, de estrofas canallas, de amoríos de contrabando. Sus canciones huelen a besos furtivos en el rincón de un bar, a whisky barato en compañía de Almas gemelas. Tiene el sabor de la alegría y del olvido, sabe a abrazos fronterizos entre la melancolía y las ganas de vivir… Porque a pesar de todo, necesitamos sonreír, porque a pesar de todo necesitamos canciones para tapar la boca a la tristeza, porque a pesar de todo TODAVIA AMANECE GRATIS.

We must be over the Rainbow…  
Txus Difellatio
El Príncipe de la Dulce Pena

Capítulo I – El Espíritu del Bosque

Aunque ya ha pasado mucho tiempo y he visto morir muchas lunas y nacer otros tantos soles, aún recuerdo como si fuera ayer la noche en la que mi vida dio un giro tan grande, que ya nada fue igual desde entonces. Todavía vive arrinconado en los pliegues de mi memoria el recuerdo de los extraños sucesos que tendrían lugar aquella noche en la que la magia y lo desconocido me abrieron las puertas a un mundo escondido entre lo real y lo onírico.

La noche anterior recuerdo que vagaba sin rumbo fijo maldiciendo mi destino y tirándole piedras a mi mala suerte que de forma burlona se reflejaba en los charcos de una solitaria carretera abandonada. Había abandonado mi casa, mi trabajo y había renunciado al gran amor de mi vida. La idea de tirar la toalla, de renunciar a esta vida que tan mal se había portado conmigo rondaba por mi mente…

La última imagen de la que soy capaz de recordar es la de verme acurrucado junto al tronco de un árbol, luego…la nada.

No sé exactamente cuánto tiempo transcurrió, pero abrí los ojos alertado por una centelleante luz y una voz que parecía provenir del interior del árbol en el que me había quedado dormido…

El Espíritu del Bosque

(Intro)

Letra y música: Txus

«Soy la magia, soy la luz

un instante de eternidad

la puerta abierta al más allá

si duermes me verás

Si has llegado hasta aquí

cuídate de morir sin antes dejar

terminados todos tus sueños

la vida es para luchar»

Capítulo II – La Ciudad de los Árboles

Alcé mi vista y no sin esfuerzo, me incorporé estirando mis entumecidos huesos. Lo que vi me causó tal impacto que aún hoy después de tantos años hace que la sangre huya despavorida de mis venas. El paisaje había cambiado totalmente. A mi alrededor ciento de árboles de todas las clases y tamaños parecian sacudirse de encima su obligada incomodidad. Las ramas en un ejercicio imposible arrancaban la corteza de cada árbol. Y como en un alumbramiento embrujado o un parto sobrenatural, del interior de cada árbol empezaban a asomar cabezas y cuerpos con forma humana…

De alguna forma que aún no logro entender, me encontraba en el interior de un bosque encantado. Un bosque que no estaba en los mapas, en un rincón del mundo donde la magia y la brujería moraban desde que la vida era joven.

En ese mismo instante la misma voz que me había despertado empezó a susurrar con una cadencia que jamás antes había escuchado la historia del lugar en el que me hallaba.

“Estás en la Ciudad de los Árboles. Así llamamos, los que aquí moramos, a este bosque mitad purgatorio mitad cementerio de personas que después de morir han sido condenadas a pasar el resto de su existencia convertidos en árboles. Sólo se les permite recobrar su forma humana en las noches de luna llena. Son personas que como tú, antes de morir, tiraron por la borda su vida, sus sueños y despreciaron el don más grande que jamás ningún ser, excepto el humano, tuvo jamás; el Amor. Amor a los demás, a sí mismos, a la vida, amor a luchar y perseguir tus sueños”

Las voces vaciaron de silencios aquel paraje maldito y mientras la luna se abría paso a codazos por entre las nubes, poco a poco se fueron acercando hacia mí aquellas almas desgraciadas, aquellas almas en pena. Y así fue como cada una me contó su particular historia…

La Ciudad de los Árboles

Letra: Txus

Música: S. Cisneros, Carlos “Moha”, Txus, Carlitos, Frank y Peri

Erase una vez hace

hace mucho tiempo ya

un reino perdido en un lejano lugar

La noche se rindió

al sueño de la eternidad

ritos, brujería, almas buscando la paz

No duermas, no entres, no mires atrás

no grites, no escuches, no reces no te servirá

La noche da paso al ritual

despertando la maldición

el bosque está hechizado por el mal

hay luna llena protégete

Cada alma en pena

es un árbol condenado

a convertirse en ser humano

y buscar la luz

Difuntos, no muertos, con una historia que contar

Sus ojos son pozos de dolor

madrigueras de pena y tristeza

embalses de estancada soledad

y cada árbol es su ataúd

Bienvenido a la ciudad

de los árboles perdidos

donde nada es lo que ves

donde nada es realidad

Has llegado a la ciudad

al país de los perdidos

donde cada anochecer

se oyen árboles llorar

Capítulo III – Mi nombre es Rock´n Roll.

El primer árbol errante que se acercó a mí, era un hombre de mediana edad y por sus maneras y vestimenta, llamó poderosamente mi atención. Sin duda era un alto ejecutivo o algún acaudalado empresario. Me habló de su juventud entre discos de rock, amigos y rebeldía. Hubo un tiempo en el que él creía sólo en tres cosas: su moto, su chica y el Rock´n Roll. Pero como muchos otros tuvo que vender sus sueños por una vida que al fin y al cabo no consiguió hacerle feliz. Mató a su mujer a golpes y al descubrir que su hija pequeña era testigo de tan espantoso crimen, acabó con su vida.

No había ninguna duda que aquel encuentro no fue casual, que aquel hombre o árbol o lo que demonios fuera se había acercado a mí al ver el aspecto de roquero, de chico malo de barrio.

– ¿Cuál es tu nombre?- preguntó mirando fijamente mi camiseta de Harley Davidson

– ¿Mi nombre? Mi nombre es Rock´n Roll.

A la memoria de Alberto Madrid, una auténtica Alma rockera con corazón de motor.

Mi Nombre es Rock’n’roll

Letra: Txus

Música: Carlos “Moha”, Carlitos y Frank

Yo siempre fui lo que quise ser

y nunca me arrepentí, ¡no!

a veces salgo fuera de la ley

y luego vuelvo a entrar

No tengo fronteras

mi patria es mi nevera

mi himno es un rock’n’roll

Tengo bragas por bandera y por casa tus

caderas

cuando el sol se pone, yo también

¡Mi moto es mi uniforme!

TRÁGATE KILOMETROS

PISA Y PONLA A CIEN

¡La carretera es nuestro hogar!

Si quieres rock, si buscas rock

mi nombre es rock’n’roll

nada de amor, solo sudor

mi moto sexo y rock

Si quieres rock, si buscas rock

mi nombre es rock’n’roll

y cuando muera que se lea en mi tumba

mi nombre es rock’n’roll

Nunca creí en la Biblia, ¡no!

ni en la Torá ni el Corán

mi fe en un libro no cabe, es mucho más

está hecha de libertad

Viviré, viajaré, moriré, vestiré

sin traje ni corbata que me ate a su ley

El viento peina mis recuerdos

barre los malos momentos

la velocidad me aleja de mí

¡Nos siguen los maderos!

TRÁGATE KILOMETROS

PISA Y PONLA A CIEN

¡Si vas cargado, tíralo!

TRAGATE KILOMETROS

VAMOS A BEBER

Capítulo IV – El Rincón de los Sentidos

Las horas pasaban sin apenas darme cuenta. Fue entonces cuando me condujeron hacía un rincón de aquel mágico bosque. Lo llamaban El Rincón de los Sentidos. Me explicaron que en las aguas del estanque que allí dormitaba, toda la vida el que se asomara se proyectaba en el reflejo de sus aguas. Me invitaron a asomarse, ellos sólo me miraban.

A veces la lógica se queda huérfana, y es entonces cuando encuentra como padres adoptivos a la complicidad y la imaginación. Todavía hoy me cuesta creer lo que sucedió segundos más tarde. Como por encantamiento apareció mi imagen reflejada en aquellas aguas y mi propia voz comenzó a contar la historia de los dos últimos años de mi vida…

“ Soy músico desde hace casi veinte años. La música es el único sitio que tenemos los soñadores para escondernos de nosotros mismos. Cuando hace mucho frío en el Alma, la música me abriga de las derrotas y espanta los fantasmas de mis fracasos. Pero hay heridas que ni el tiempo puede coser con el hilo del olvido, esas heridas que se quedan abiertas y sangrando recuerdos de un amor a la fuga”

Por fin he aceptado la derrota. Me he inventado un flotador hecho de recuerdos e hinchado con el aliento de sus últimos besos para no volverme a hundir.

Y si alguna vez se pincha con algún espino, un mal gesto o la nostalgia me invade y lo desinfla, me asiré al recuerdo de sus labios rojos y al sabor de sus “Te Quiero”, y pocos serán los ahogados con una sonrisa tan dulce en el rostro como yo.

Intenté llenar el vacío de sus abrazos con gramos de ira, con gramos de olvido. Y ahora que se que el resto de mi vida cargaré con su odio en mi mochila, sólo tengo ganas de cantar, de vivir y de volver a amar…

El Rincón de los Sentidos

Letra y música: Txus

Arreglos: Jorge Salán

Hace algún tiempo que yo

naufragué

entre la playa de su juventud

a la deriva se me hundió un amor

y mi vida se encalló

Hace ya tiempo que emborraché

todos los versos que un día canté

con el aliento que da una mujer

que ya no volverá

Hice inventario de lo que perdí

eché las cuentas de lo que invertí

años de lucha, noches sin dormir

y ahora soy músico y te tengo a ti

Quiero cantar quiero gritar

quiero vivir en libertad

quiero morir cerca de ti

quiero encontrar lo que perdí

Por las esquinas de alguna canción

vende su alma a veces la ilusión

pero jamás la mía venderé

rockero moriré

Abrigo derrotas y les doy calor

con una rima que cosí a mi voz

maquillo nostalgias y les doy color

con pentagramas que pinté

Quiero cantar quiero gritar

quiero vivir en libertad

quiero morir cerca de ti

quiero encontrar lo que perdí

Quiero cantar quiero gritar

para que entiendas que yo fui

solo un juglar que se escondió

entre canciones y una voz

Capítulo V – Deja de llorar (y Vuélvete a levantar)

Uno de esos seres aflojó una débil sonrisa. El calor de la noche pintaba olas de gotas sobre su piel. Se me acercó una joven que no tendría más de 16 años.

Me contó que jamás pudo abandonar durante toda su vida esa sensación de vivir sin libertad. Creció en el seno de una familia conservadora que jamás le entendió.

Me habló de su prisión…”La cárcel es un cementerio de personas vivas, un almacén de culpas, errores y anhelos de amaneceres. Una fábrica de sueños rotos, de esclavos del calendario, de yanquis de la soledad esperando su dosis mensual de afecto en forma de vista. Aunque son humanos, no lo parecen. Sus ojos tiene el color de la derrota. Las marcas en su piel hablan de despedida. Son sacos de amargura y de oportunidades perdidas envueltos en piel humana y movidos por un corazón. El aire de la cárcel asfixia, está contaminado de odio y desesperanza. La cárcel huele a jardines de cemento, a flores encadenadas…

Pero hay muchos tipos de cárceles y sin duda la peor es la cárcel del interior.

Esa prisión que llevamos dentro y no nos permite ser libres”

–Yo jamás hice caso a mi voz interior que me animaba a luchar y a volverme a levantar. Tiré la toalla y acabé con mi vida…-mientras me hablaba la chica supe que sabía más de mi vida de lo que yo imaginaba…

–Desde entonces jamás olvidé que hay muchas clases de barrotes, y que los más peligrosos son aquellos barrotes invisibles hechos de miedo, complejo y cobardía.

Una vez escribí a alguien a quien amaré hasta el día en que me muera que la diferencia entre una casa y un hogar es, que la primera está hecha de ladrillos y la segunda de amor… ¡Y SI LA VIDA TE PISA, DESENVAINA UNA SONRISA Y VUÉLVETE A LEVANTAR!

Deja de llorar (y Vuélvete a levantar)

Letra: Txus

Música: Carlos “Moha”, Carlitos, Txus y Frank

Siempre has soñado con poder salir

de tu cárcel de cristal

y las paredes de tu habitación

se parten el culo de ti

Hoy los barrotes que hacen tu prisión

son el miedo a fracasar

son invisibles, son un disfraz

con el que amueblaron tu hogar

Deja de llorar

por lo que un día perdiste

deja ya de esperar

que el tiempo te calme

la ausencia que causa un adiós

Deja de llorar

tus lágrimas te van a ahogar

sálvate

y no te fallaré

Echa a andar

y si la vida te pisa

desenvaina una sonrisa

y vuélvete a levantar

Sé que es muy fácil ponerme en tu piel

sé que es jodido vivir

pero no existe fuerza motriz

más fuerte que tu voluntad

Deja ya de esperar

y achica tus penas con risas

no quita la soledad

las manchas de olvido

que deja un adiós al pasar

Capítulo VI – La Canción de los Deseos

La Canción de los Deseos era una mágica melodía que me enseñaron mis ya nuevos amigos. Era una canción para espantar el miedo. El miedo, es una de las armas más mortales que el hombre ha utilizado jamás. Por miedo se ha matado, se han cometido injusticias y sobre todo el miedo a lo desconocido hoy en día se hace que una persona nacida en otro país o con una religión distinta tenga que pedir permiso para vivir…

Dicen que esta canción la cantaba un árbol errante anciano que aún teniendo en sus manos la posibilidad de ayudar a inmigrantes y personas de otras religiones, jamás lo hizo por miedo.

Habla de inmigrantes y del integrismo religioso. ¿Cuántas muertes en nombre de un dios distinto o de una bandera que no es la nuestra hacen falta para que nos demos cuenta que el aire no tiene fronteras, que Gaia es de todos?

La Canción de los Deseos

Letra : Jose

Música: S. Cisneros, “Moha”, Txus, Carlitos, Fernando, Frank y Peri

Hoy al ver la televisión como siempre ahí estás tú

luchando por conseguir llegar a la tierra de la felicidad

Están haciendo que entre los dos hagamos muros de rencor

y así nunca conocernos tú y yo

Me pregunto qué podemos hacer, es tan difícil olvidar

quiero ser, si estás junto a mí, el primero en perdonar

Hoy quiero creer en un futuro que no sea tan cruel

y quizás dejar a nuestros hijos un mundo de paz

Sé que no puede ser verdad la verdad de un dios tan ruin

que consiente el poder matar inocentes a su voluntad

Creo que ha llegado ya la hora de enterrar

a esos dioses que han hecho tanto mal

Me pregunto qué podemos hacer, es tan difícil olvidar

quiero ser si estás junto a mí el primero en perdonar

Hoy vuelvo a creer en un futuro que no sea tan cruel

y poder dejar a nuestros hijos en un mundo de paz .

Capítulo VII – Y ahora voy a salir (Ranxeira)

En el mapa mágico de las tierras encantadas existe una gruta submarina que une América con Europa. En este mágico túnel, cuenta la leyenda, que un gaitero gallego entabló amistad con mariachis mexicanos. La geografía de los sueños, siempre caprichosa, hizo posible unir en un mágico conjuro una muiñeira y una ranchera en una canción encantada.

Este conjuro hecho música, habla de la imposibilidad de descifrar besos de mujer, habla de promesas incumplidas, de lamentos que cruzan el Atlántico hacia tierras aztecas y vuelven convertidos en sonrisas, amigos y tequila.

Y ahora voy a salir (Ranxeira)

Letra : “Moha”, Txus y Frank

Música: Carlos, Moha y Frank

Ya no siento el amor

no me sirve de nada

si me niegas tus besos

no tengo tu boca

y se me parte el alma.

Siempre confié en ti

ahora me siento solo

me dejaste tirado

tu acto, tu ausencia

y te fuiste con otro.

Con los gatos me muevo

por todos los tejados

rogando a las estrellaz

pidiendo a la luna

que vuelvas a mi lado

Y ahora voy a salir

a beber en los bares

para olvidarme de ti

y volver a vivir

y pasarlo bien padre.

Maldita sea mi suerte

mira que tonto he sido

me hundo en mis recuerdos

como me arrepiento

de haberte conocido

me busque a los colegas

los tenia olvidados

me apartaste de ellos

maldita pendeja

jamás me han fallado.

ahora voy a salir

a beber en los bares

para olvidarme de ti

y volver a vivir

y pasarla bien padre.

que me entierren aqui

envueltito en frijoles

entre aztecas y mayas

que viva la raza

viva mexico

¡¡¡cabrones!!!

Y ahora voy a salir

a beber en los bares

para olvidarme de ti

y volver a vivir

y pasarla bien padre.

Y se acaba la historia

esta de mis cantares

saca todo el tequila

y que chingue a su madre.

Capítulo VIII – Runa llena

La hermandad de la Runa Llena es una sociedad que durante siglos se reúnen en este mágico lugar para invocar al Espíritu del Bosque, danzar melodías celtas prohibidas, hacer el amor al calor de la hoguera e invocar a las fuerzas de la naturaleza.

Cada miembro escribe su nombre con su propia sangre en el libro de los sueños, un libro maldito para unos y sagrado para otros. Un libro en el que cada persona deberá escribir al menos tres sueños para alcanzar y cumplirlos en vida.

Sino… formarás para siempre parte de este bosque…

Runa Llena

Música: Carlitos, Frank y Carlos “Moha”

Capítulo IX – Resacosix en la Barra (Resacosix en Hispania Parte II)

La noche iba consumiendo los destellos de una luna que hacía las veces de notario anónimo. Esa luna embustera a la que se le ve el ombligo cuando alza el cuello para asomarse a la ventana de mis miserias.

Pero esa noche la luna también iba a hacerme de guía. Como si diera manotazos a una nube que la medio ocultaba, se abrió paso a puñetazos dejando trozos de nubes desperdigados a su alrededor. Al verse libre de ese molesto velo, se asomó y dejó escapar guiños de luz que me descubrió el camino hacia las colinas del Caos. Allí contemplé atónito una reunión secreta de la hermandad de la “Runa Llena”. Bebían, cantaban, contaban historias de tiempos pretéritos y se abandonaban a la pasión y al sexo…

Me invitaron a unirme y me advirtieron de los efectos secundarios que tendría que soportar al despertarme de una increíble Resacosix.

Resacosix en la Barra

(Resacosix en Hispania Parte II)

Adaptación de “39” de Queen: Brian May

Letra en castellano: Txus

Si el olvido dibujó

con carmín en el colchón

Si no encuentras tu lugar

si has perdido en ti la fe

y no puedes olvidar

a ese amor dibujo

sobre el lienzo de tu piel

una mueca hecha de un adiós

Si un amigo te vendió

por monedas y un tacón

y la noche es tu rival

contra el mal de soledad

bébete hoy la ciudad

Y ahogaras la amargura al brindar

Cuando salga el sol

seguiremos en el bar

seguiremos sin dormir

mataremos en la barra

nuestras penas con champán

¡vente! ¡vámonos a emborrachar!

el perfil de un viejo amor

pinta un corazón

con aliento hecho de alcohol

y su imagen se borrará

Es más sano que llorar

medicarte en algún bar

con recetas de pasión

no estés solo, ¡únete!

y antes de que cuentes diez

ahogarás la amargura al brindar

Cuando salga el sol

seguiremos en el bar

seguiremos sin dormir

mataremos en la barra

nuestras penas con champán

¡vente! ¡vámonos a emborrachar!

Resacosix en la barra

resacosix en el bar

resacosix en cualquier lugar

Capítulo X – No Queda sino Batirnos

Hay miedos que se acurrucan en los rincones del Alma, se arropan con la derrota y se quedan a vivir entre las dudas que llueven de nuestra mirada…

Así es como empecé a entender que la vida me estaba dando otra oportunidad, que esta mágica noche no era sino una lección de lucha y de vida. Por muy oscuro que sea el camino, siempre habrá una luz que te guíe; la tuya, esa luz interior que sólo se apaga con miedo. Cuando la vida te lanza el guate y te reta a duelo… ¡No queda sino batirnos, no queda sino luchar….!

No Queda sino Batirnos

Letra y música: Txus

Hay miedos que se acurrucan

entre uno y otro escalón

de la escalera que sube

de tus sueños hacia el sol

Y te acechan y no dejan

que tú elijas tu lugar

no queda sino batirnos

no queda sino luchar

Hay dudas que nos mutilan

hay deudas del corazón

hay días que nos estorban

hay “dioses” que van de dios

Pero hay voces que no callan

si las sabes escuchar

son los gritos de tu gente

que te animan a luchar

Y verás que en la vida hay que sufrir

y verás que en la vida hay que luchar

y al final si eres fuerte ganarás

no queda sino batirnos

no queda sino luchar

Ten cerca siempre a un amigo

y al enemigo a tu par

para aprender como piensa

y cuando actue reaccionar

Las traiciones que bien matan

son las hechas con amor

y no hay estocada más grande

que el acero de una voz

Y verás que en la vida hay que sufrir

y verás que en la vida hay que luchar

y al final si eres fuerte ganarás

no queda sino batirnos

no queda sino luchar

Y el sudor de tu frente saciará

tu sed de tener sueños y vivir

y la vida será tu mayor rival

no queda sino batirnos

no queda sino luchar

Hay miedos que se acurrucan

si les cobija tu voz

Capítulo XI – Sin Ti sería Silencio

¿Cuál es el mayor de tus miedos? me preguntó una de las almas en pena cuyo rostro estaba tintado en una infinita tristeza.

Supongo que el silencio y las despedidas, contesté.

Y así empecé a desnudarme de esa amargura hecha de silencios, falsa seguridad y gratuita presunción.

Me da miedo esa tristeza muda, callada que sangra por las paredes del Alma. No hay silencio más doloroso que los gritos del recuerdo de alguien que ya no está. Cuando alguien al que quieres muere, las lágrimas te raptan la mirada y como rescate sólo piden dolor. Para un músico como yo el silencio que da la ausencia de un Alma que no quiera oírme es el castigo más duro imaginable. Los músicos somos lo que somos gracias al público. Ellos nos visten de sonrisas cómplices con sus aplausos que ellos hacen que esto merezca la pena.

Cada canción tiene Alma. El Alma de quien la escribió y de quien la escucha. Pero esta canción mantiene un Alma joven, un Alma que se marchó antes de tiempo, quizás porque era demasiado especial para este mundo tan egoísta.

Sin Ti sería Silencio

(Parte II)

Letra: Txus. Música: F. Sánchez “Fortu”

Arreglos, estrofa antes del sólo y melodía del sólo de violín: Txus

Desde que no estás

el escenario duerme

sólo con tu voz despertará

Si pudieras ver

lo mucho que me faltas

mi guitarra se ha muerto de pie

Cada noche es un acto de amor

y el concierto se hace una cama

pero faltas tú, tu respiración

es la nana que me calma

Sin ti sería silencio

sin ti se muere mi voz

sin ti tiritan de frío

los sueños de cada canción

Porque si no estás

quien me va a curar

de mi soledad

porque sin tu voz

no me curaré, hoy quiero cantar

Desde que no estás

los minutos se hacen horas

la derrota silba una canción

Dime dónde estás

necesito que tus manos

maten mis miedos al aplaudir

Cada noche yo te imagino aquí

regalándome tu mirada

abrazándome con brazos de luz

tu sonrisa era mi almohada

Dile a las estrellas

ahora que eres eternidad

que te busque un buen sitio

una buena localidad

Necesito oírte

necesito que tu voz

nunca se borre de mi ser

Sin ti sería silencio

sin ti se muere mi voz

sin ti tiritan de frío

los sueños de cada canción

Porque si no estás

quien me va a curar

de mi soledad

porque sin tu voz

no podré escuchar a un ángel cantar

Capítulo XII – Si Molesto, me Quedo

No hay peor decisión que la que no se toma. Esa frase martilleaba mi cabeza constantemente mientras la noche bostezaba los primero rayos de sol se desayunaban los últimos trozos de oscuridad que aún tintaban aquel encantado paraje.

Me sorprendí acurrucado a los pies de un viejo árbol en cuya corteza estaba escrita la frase y si la vida te pisa, desenvaina una sonrisa y vuélvete a levantar.

De vuelta a mi casa, a mi vida que creía hecha pedazos, sólo rondaba por mi cabeza una idea. Luchar, batirme en duelo con mis fracasos…

Si Molesto, me Quedo

Letra y música: Txus. Arreglos: Jorge Salán

Suelo imaginarme

cuando lo quiero dejar

que existe un mundo escondido

donde van a parar

Cada lágrima que lloré por ti

y todo el veneno que inoculaste en mí

sus ríos son canciones que deje a deber

son desagües de mi ayer

Seguiré caminando por la vida

sin volver la vista atrás

nunca dejé una partida

lucho siempre hasta el final

Es el foro de la envidia

vertederos de opinión

donde se almacenan odios

cárcel de una canción

Venderme es hacerte caso

en vez de a mi corazón

y si es tan fácil, hazlo tú

Seguiré caminando por la vida

sin volver la vista atrás

nunca deje una partida

lucho siempre hasta el final

Viviré peleando con la vida

venderé cara mi piel

sin lamerme las heridas

y si molesto me quedo y que os den!

Al menos tengo tu odio

tengo tu rencor

y si yo me pudro

te envenenará mi olor

Capítulo XIII – El Espíritu del Bosque II

Y así fue como conocí por primera vez este bosque mitad cárcel de sueños, mitad universidad de la vida. Como habrás podido adivinar, conseguí luchar por mis sueños y me vencieron los miedos y los fracasos que todos dejamos crecer dentro de nuestro Alma.

Por eso sigue mi consejo y nunca olvides que puedes ser todo lo que te propongas, sólo tienes un obstáculo; ¡ Tú mismo !

Si no terminarás como yo. Condenado eternamente a morar en este Bosque encantado…

El Espíritu del Bosque II

(Outro)

Letra y música: Txus

«Ahora te toca vivir

ya habrá tiempo de morir

hazte amigo de la adversidad

o nunca serás feliz

Y algún día verás

que la vida es muy corta para llorar

se tú mismo, eso nunca nadie

te lo podrá quitar»

2 comentarios

  1. Byron pérez morales

    Super me encanta siempre estarán en mi corazón

    diciembre 12, 2011 en 11:54 pm

  2. Franco Gabriel Sena

    Me encantó TTwTT

    abril 7, 2017 en 6:37 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s